Relación de las fiestas que la imperial ciudad de Toledo…


Relación de las fiestas que la imperial ciudad de Toledo hizo al nacimiento del Príncipe N. S. Felipe IIII deste nombre (1605)

Asunto 4º soneto en figura de España agradecida a la reina

Soneto de Lucinda Serrana: no escribe al precio, porque no sabe el lenguage de la Corte

Si el Águila de Europa Emperatriz,
sacó su pollo el Viernes de la Cruz,
No temas Gil, que diga al perro cuz,
Sancho a los puercos ni a los gatos miz.

El cura dixo viendo su nariz,
que entre los moros comerá testuz
corona le haga Dios, España el buz
para que rompa al turco la cerviz.

Bien entabla Marina su axedrez
con dos damas de luz y un Rey de paz,
blancas y rubias, como miel y arroz.

Llévale para migas tu almirez
que si coge la mano el gran rapaz,
será otro Carlos a puñada y coz.

(f. 46r)

Soneto de doña Clara de Varrionuevo, en nombre de España a la Magestad de la Reyna

Dexe el mar inquieto el navegante,
de congoxas la cárcel y el archivo,
los temores del viento fugitivo
el mirar a poniente y a levante.

Que al pobre, al rico, al sabio, al inorante
que ay ya en mi nuevas Indias apercibo,
que del nácar de Austria las recibo
do el sol Felipe me crió diamante.

Vos Margarita avéis mi Arabia sido,
pues cambiáis en riqueza mi pobreza,
vos sois la oliva que mi paz promete.

Con el fénix de España que ha nacido,
que espero en su valor y su grandeza,
que no avrá libertad que no sugete.

(f. 46v)

Soneto de España, agradecida a la Reyna nuestra señora, de doña Alfonsa Vázquez

De una gran calentura maliciosa
estava enferma y casi ya perdida
si el Austria no me diera una bebida
de piedra y perla fina milagrosa.

Veniste Margarita tan preciosa
que solo el recebirte me dio vida
y es justo que se muestre agradecida
la que con nueva vida está gloriosa.

De la salud me den la en hora buena,
a ti del parto Margarita bella,
del hijo al padre y del Rey al mundo.

Dele Dios en batallas mano llena,
de nuestra fe sagrada sea la estrella
y sea un gran Felipe sin segundo.

(f. 47r)

Asunto 5º: Glosa de estos cuatro versos:

De Dios es y luego hazaña
que al mar de Austria se remita
pues el nácar Margarita
pare una perla en España.

Glossa sobre lo mismo de doña Ysabel de Figueroa, natural de Granada y residente en Valladolid

Si pinta a Dios soberano
cuerpo y a su sol da sombra
el pinzel y estilo humano
por lo mismo hazañas nombra
las grandezas de su mano
y aunque al instante acompaña
la obra a la voluntad
dar un heredero a España
en tal ocasión, piedad
de Dios es y luego hazaña.

Para que una perla onrasse
de España el rico tusón,
quiso Dios que se formasse
un nácar, que en perfeción
la de su autor imitasse.
Muchos mares solicita
su instrumento en su belleza,
pero su mano infinita
manda a la naturaleza
que al mar de Austria se remita.

Nace en Austria, hermosa y bella,
mas para engendrar el cielo
perlas y aljófar en ella
la lluvia del alba en yelo
coge y forma perlas della.
El alba que a España habita
y a quien el mundo haze salba
las perlas que engendra imita
y assí Filipe es el alba,
pues el nácar Margarita.

Quiere España que le quadre
a Margarita preciosa
ser nácar de perlas madre
pues engendra tan hermosa
perla del alba su padre.
Assí que es piedad y hazaña
del cielo y agradecida
al mar que este nácar vaña,
pues siendo en Austria nacida
pare una perla en España.

(ff. 59v-60v)

Asunto 6º: Romance de burlas con disparates ofreciendo al recién nacido

Romance de doña Clara de Barrionuevo

Señor hijo del alcalde
del celebrado Pisuerga,
sea su paternidad
salido a luz norabuena.
Que todos sus conocidos
sin ser sus deudos se alegran,
no por él, por ser amables
el alcalde y la alcaldesa.
Que agora del que sabemos
sino solo que no es hembra?
Pero no si es franco, sabio
buen músico o mal poeta.
No se ha sabido en lugar
do no se enciendan hogueras
y aun yo sé de Mançanares
que más que puede se esfuerça.
Al Taio le debe mucho,
págueselo quando pueda,
pues muestra su regozijo
con toros, armas y letras.
Sin duda nació de pies,
pregúntelo a su partera,
pues naciendo tantos hombres
solo por él se hazen fiestas.
Y los toros que se corren
se buelven mansas ovejas,
pronostico que ha de ser
manso ha dicho mi agüela.
Y aun dize que será cura
si quiere echar por la iglesia,
pues que nació en viernes santo
gran ventura se le espera.
En muestra de mi contento
no sé a su merced qué ofrezca,
si no es para el tez del rostro
del agua que Tajo lleva.
Un cantar con que le arrullen
y aun por no oírle se aduerma
otro niño de su edad
que le parle y le entretenga.
Un buen cavallo de caña
y de plomo una litera
y el agua que llueve mayo
que estima en tanto la tierra.
Y si todas estas cosas
le parecieren rateras,
darele el sol quando nace,
la luna quando está llena.
Una corona es de frayle,
un gobierno es de abadessa,
un imperio y señorío
de un alcalde de su aldea.
Para lámpara de noche
la más reluziente estrella,
con mi voluntad que es cifra
de quanto a Febo passea.
Con esto quédese a Dios,
y a él le suplico que tenga
más larga vida que el tiempo
y más que Midas hazienda.

(f. 68v-70r)

Volver arriba