Pyra real que erigió la maior athenas a la maior magestad, la Universidad de Salamanca (1666)


PYRA REAL QUE ERIGIÓ LA MAIOR ATHENAS A LA MAIOR MAGESTAD, LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA, A LAS INMORTALES ÇENIÇAS A LA GLORIOSA MEMORIA DE SU REY Y SEÑOR D. PHELIPE IV, EL GRANDE. REFIÉRELA POR ACUERDO DE LA MISMA UNIVERSIDAD A LA MAGESTAD CATHÓLICA DE LA REYNA NUESTRA SEÑORA D. MARÍA ANA DE AUSTRIA, MADRE Y TUTORA DEL REY DE LAS ESPAÑAS, CARLOS II. Y GOVERNADORA DE SUS REYNOS, EL MF. FRANCISCO DE ROYS. DEL ORDEN DE S. BERNARDO, CATHEDRÁTICO DE VÍSPERAS DE THEULUGÍA, PREDICADOR DE SU MAGESTAD, SALAMANCA: MELCHOR ESTÉVEZ, 1666.

Argumento tercero: soneto

De doña Antonia de Anaya y Maldonado, priora del convento de Sancta Cruz de ciudad Rodrigo.
Soneto

Rodeado de urnas sepulchrales
octava maravilla te acreditas
pues la fama de tantos resucitas
quantos te ilustran túmulos reales.
No los que conservaron marciales
las glorias de tres héroes ya marchitas
se alaben, pues en mármoles imitas
los hechos de tus reyes inmortales.
Corto sepulchro a Céssar Roma fuera,
a Antonio las pirámides estrecho,
al gran Pompeyo, breve el mar profundo.
Si de españoles reyes considera
la magestad admirará tu pecho
en el pantheón vencido todo el mundo.

(pp. 384-385)

Argumento cuarto: glosa a una redondilla

De doña Mariana de Chaves y Sotomayor
Redondilla

Su luz al quarto planeta
Oy restituye la Fama
Ya de la guerra en la llama
Ya en la hoguera del Cometa

Los héroes que celestiales
colocarse merecieron
los cielos los recibieron
con hachas a los humbrales
a Phelipo en pompas reales
al recibille un cometa
por su ignífera saeta
para mejor alumbralle
temo que quiso roballe
su luz al quarto planeta
Muere el Fénix al valor
De sus alientos, y al fuego,
Pero resucita luego
Más nuevo sino el mejor
Muere el Monarcha al ardor
De viva guerra en la llama
Quando muere más se inflama
Con que si mal no se advierte
A quien su ardor dio la muerte
Oy restituye la Fama.
Pues que Phelipo encendió
De Marte el fogoso incendio:
Siendo Marte, y rayo siendo
En las guerras que emprendió
Del fuego bien mereció
Recompensa honor y fama
Pyra enciende en que le inflama
Marte; pagando el valor
Que al Rey le devió el furor
Ya de la guerra en la llama.
Antorchas ay que ponellas
En tan magestuosa Pyra
Que el mesmo Cielo las gira
Por sus flamantes centellas
No dudo yo que a encendellas
Descendió el Quarto Planeta
Pues mi desearlo interpreta
Que Phebo en la Pyra ardió
De que presagios nos dio
Ya en la hoguera del Cometa.

(p. 400)

De doña Beatriz Solís Estrada
Redondilla

Su luz al quarto planeta
Oy restituye la Fama
Ya de la guerra en la llama
Ya en la hoguera del Cometa

Hogueras el firmamento,
a los ínclitos varones
enciende, que son pregones
de su gran merecimiento
En su muerte al lucimiento
del rey previno un cometa
luminarias que interpreta
mi discurso, que usurpó
a los astros, y aun robó
Su luz al quarto planeta
Muere Philippo al ardor
devina guerra encendida
muere perdiendo la vida
pero aumentando el honor
sufocole su valor
de ver encendida llama
en su reyno, y que derrama
la sangre, en tan dura suerte
Y quien el zelo dio muerte
Oy restituye la Fama
Fragua; a su aliento encendido
el pájaro de la Arabia
O ave entendida y sabia
en su sepultura el nido
memoria honrosa al olvido
halla en la Pyra que inflama
muere el rey, pero su fama
luz renace a nueva vida
antes que muerta encendida
Ya de la guerra en la llama
Tristes lúgubres pendones
los españoles leales
tremolan que son señales
de sus fieles coraçones
con ardientes devociones
honras al Quarto Planeta
hazen; y arrastran bayeta
pero que mucho su el cielo
colas arrastró de duelo
Ya en la hoguera del Cometa.

(p. 402)

De doña Mariana de Rime religiosa del Real convento de S. Pablo de Zamora. Redondilla

Su luz al quarto planeta
Oy restituye la Fama
Ya de la guerra en la llama
Ya en la hoguera del Cometa

El rey de los elementos
aquel cuya havitación
en la superior región
ostenta sus lucimientos
oy ofrece rendimientos
al sol de España y sugeta,
más veloz que una saeta
su esfera para encender
la cera que á de ofrecer
su luz al quarto planeta
La tierra ardiente en fuego
de la guerra que la abrasa
lo mismo ofrece sin tasa
sin fuerza instancia ni ruego
nada perezosa luego
todo su incendio derrama
por bolcanes con que aclama
a su rey pecho por tierra
y en tan encendida guerra
Oy restituye la Fama
El atre en exalaciones
a este ministerio acude
con que en lo fogoso alude
a essotras inflamaciones
recíprocas impresciones
recibe con que se inflama
y aunque tan airoso brama
ostentándose feroz
a encenderle va veloz
Ya de la guerra en la llama.
El agua en esta sazón
no falta, no al sentimiento,
que también este elemento
haze al brindis la razón
y aunque es mucha su inchazón
corrido ya humilde aceta
con los demás, y aunque inquieta
corriendo va a lo que deve
y en fuego a encender se mueve
Ya en la hoguera del Cometa

(p. 406)

De doña Iosepha Theresa Gómez religiosa del Real convento de S. Pablo de Zamora. Redondilla

Su luz al quarto planeta
Oy restituye la Fama
Ya de la guerra en la llama
Ya en la hoguera del Cometa

A encender están atentos
tanta antorcha funeral
con una atención igual
todos los quatro elementos
y aunque con tristes azentos
cada quallo que receta
el suceso trsite azeta
mucho nuestro sol merece
pues cada elemento ofrece
su luz al quarto planeta
La tierra vasalla fiel
parias a su rey tributa
lo mismo el mar regecuta
en tanta nave y vagel
el viento sopla, y con él
se incha la vela el mar brama
dando orror a tanta escama
el fuego en la artillería
Ya su rey esto porfía
Oy restituye la Fama
El que más fino se eximera
es el fuego pues que viene
con los efectos que tiene
oy a encender tanta cera
cada antorcha es una hoguera
de la qual tanta se inflama
bujía que ardiendo aclama
a su rey cuyo sosiego
aunque en paz se enciende el fuego
Ya de la guerra en la llama
Los ojos se han hecho fuentes
y como es ardiente el agua
que en el corazón se fragua
son de agua ardiente corrientes.
hasta el mar cuyas valientes
armadas assí sugeta
aunque tropa tanta inquieta
de tanto cristal bramando
ya en tiros se está abrasando
Ya en la hoguera del Cometa.

(p. 408)

Volver arriba