Panegírico del Tajo y Aranjuez, para recivir nuestros felicíssimos…


PANEGÍRICO DEL TAJO Y ARANJUEZ, FESTIVOS PARA RECIVIR NUESTROS FELICÍSSIMOS REYES DON PHELIPE Y DOÑA MARIANA DE AUSTRIA, DÁNDOLES LA NORABUENA DE NUEBO SUCESSOR DE SU CATÓLICA CORONA, H. 1650.

La sra. Doña María Antonia de Vera

(respuesta al conde de Peralada)

Con mucha prisa venís
Y io tan despacio estoi
Que quiero pensar el sí
Para otra enbarcasión.

La sra. Doña María Baçán

(respuesta a Don Fernando de Borja)

Nobio muy discreto
Codicié sienpre
Y a el rebés me á entendido
Mi mala suerte.

La sra. Doña Luisa María

(respuesta al conde de Aranda)

Hasta que don Jaime
se dé por bueno
buélbase mi nobio
o quede a el sereno.

Doña Leonor Pimentel

(respuesta a D. Manuel Enriques)

Si mi dote busca el nobio
ruego a el rey por que me dexe
que el mande atuar
donde suele el presidente.

Antonia de Borja

(respuesta a D. Fadrique Enriques)

Porque adelante mi nobio
que dos lindos a vuestra mesa
podrán en gran confusión
qué es él o quál es ella.

Doña Catalina de Vera

(respuesta a Francisco de Caravajal)

A mi concertado doy negatiba
por este año
y por no llamarme a enganho
en mi posada me estoy.

Doña Luisa Osorio

(respuesta al Marqués de Tabara)

Si me ubiera de casa
esta ocasión no perdiera
que el año del jubileo
es año de penitencia

Antonia de Luna

(respuesta al Conde de Çiruela)

Si mi nobio es fanfarrón
antes de hacer la escritura
¿qué será después que el cura
nos eche la maldición?

Mençía de la Cueva

(respuesta al Conde de Aguilar)

Si mi nobio tiene duda
qué es bueno para querer
antes que ser su muxer,
llegar a ser su biuda.

Elbira de la Cueba

(respuesta a Pedro de Belasco)

No solo con nuestra infanta
yré a Alemania y a Francia,
pero por huir deste nobio
me meteré en las descalsas.

Doña Ana María de Belasco

(respuesta a D. Pedro de Castro)

A tantas dificultades
como en este nobio beo
solo respondo que
venga en padre del al ma (…)

La sra Dª María Agustina

(respuesta a D. Pedro de Acuña)

Damas, las que sois debotas
de lágrimas de san Pedro,
casaos con aqueste nobio
tendréis arrepentimiento.

Doña Giomar de Silba

(respuesta al Duque de Íjar moço)

Una xitana me dixo
que un hospital fundaría
y si me caso con vos,
se cunple la profesía

Doña Jusepa de Ysasi

(respuesta a Don Luis de Haro)

La noche de san Pedro
si me caso poco medro
con tal galán
por san Pedro ni por san Juan.

Doña Francisca Enriques

(respuesta al Conde de la Moncloua)

Casarme no es asierto
si quiero escusarme deste yerro.

Doña Francisca María Manrique

(respuesta al Marqués de Montealegre)

Un casado y su raçón
dos necios y un nobio son.

Doña Madalena de Moncada

(respuesta al Marqués de Cerralbo)

Guarde Dios a la reyna
nuestra senhora
que berla con vuestro hijo
será mi boda.

Doña Francisca Mascareñas

(respuesta a Felipe de Cardona)

Cásese la infanta
con quien la sirba
que dote y casamiento
tendré ese día.

Doña Catalina Portocarrero

(respuesta al Marqués de Cas)

Remédiese Manuel Gomez
y beremos qué tal es
y responderé después.

Doña Andrea de Belasco

(respuesta al Conde de Castilnobo)

Si queréis, mi desdén, vengaros
queredme bien.

Doña Luisa de Ybarra

(respuesta al Conde de Andrada)

A costa de una noticia
tendréis dicha muy de necio
en conseguir sin desprecio.

Doña Leonor de Carreto

(respuesta al Conde de Balencia)

No entiendo qué es matrimonio
ni en barca ba ni biene
solamente se que tiene
por consonante demonio.

Doña Leonor de Belasco

(respuesta al Príncipe de Ostillano)

Si me caso me lleban
luego a el aldea
mas mal ay en el aldea
que la que se suena.

Doña Isavel de Belasco

(respuesta al Conde de Altamira)

Si lo derretido al lado
merito a el desasosiego
no ay cera inmediata a el fuego
como lo es aquí consertado

Doña Inés de Castro

(respuesta al Conde de la Roca)

A este nobio descarto
porque ante veo
hanbre, dolor de muelas,
poco dinero.

Doña Isavel Manrique

(respuesta al Marqués de Tarasona)

Quéxase de no esperar
y enganharse en su pasión
porque bive en poseçión
muy segura descansar.

Catalina Faxardo

(respuesta al Marqués de Mortara)

En boda una sin por qué
solo de alibio fuera
que en lugar de la merçed
se bolvieran las comedias.

Estos motes fueron los de la noche de san Pedro del año de 1650 (f. 18r)

Asunto octavo-Romançe.

De Dª Antonia del Pino

El espacio de tu frente
en tal reverencia pasa
que solo sí bienes tienes,
albores de la mañana.

Cobarde a tus ojos llega
y en sus luces eclipsada
su luz arde, traspasa,
por bibir mientras se abrasa.

Deshojadas açucenas
si bello candor desatan
a ser primaveras siempre
en tus mexillas sagradas.

Purpúrea encendida rossa
el casto matín señala
y en suave mezcla ilustra
roxos perfiles la grana.

Brebe globo de lubres
que tu dulce labio abrasa
en humilde competencia
arrogante tiene al nácar.

Toda admiración incluyes
las perfecciones más altas
mas que mucho si con ella
el original señala.

En ti pues vendido el culto
con afectuosas ansias
el atributo i la copia
de María virgen ama.

Logre devoción tan firme
el festexo que consagra
i en tu tribunal conceda
eterno indulto la gracia.

(f. 28v)

Volver arriba