Aplauso gratulatorio de la insigne escuela de Salamanca, al ilustríssimo…


APLAUSO GRATULATORIO DE LA INSIGNE ESCUELA DE SALAMANCA, AL ILUSTRÍSSIMO SEÑOR DON FRANCISCO DE BORJA Y ARAGÓN, POR LA RESTAURACIÓN DE LOS VOTOS DE LOS ESTUDIANTES QUE SIENDO SU RECTOR VINO A SUPLICAR A SU MAGESTAD. DEDICADO AL EXCELENTÍSSIMO SEÑOR DON CARLOS DE ARAGÓN Y BORJA SU PADRE, DUQUE DE VILLA-HERMOSA, CONDE DE FICALLO, GENTILHOMBRE DE LA CÁMARA DE SU MAGESTAD, DE SU CONSEJO DE ESTADO Y PRESIDENTE EN EL DE PORTUGAL. RECOGIDO POR MANUEL DE AZEVEDO, NATURAL DE LA CIUDAD DE LISBOA, GRADUADO EN LOS SAGRADOS CÁNONES POR LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA, BARCELONA: SEBASTIÁN CORMELLAS, [1639].

De doña Elena de Paz, monja en el real convento de Santa Clara. Soneto.

Rizo el pelo, la vista procelosa
con siete estrellas la cerviz luziente
agudo el corbo alfange de la frente
la boca rayos fulminó espantosa.

El ceño torvo, la nariz fogosa,
el gruesso labio espuma, azero el diente
la copia de Amaltea floreciente
vierte el cretense toro rosa a rosa.

Otro de luzes tantas despojado
heroico a Borja ilustre fue trofeo,
por quien florece Apolo mejorado.

Si este da lustre a Apolo en su Museo
y Apolo a aquel de fuego ha coronado
¿a quál las plantas deven más su asseo?

(p. 9)

Volver arriba